Es normal que, de un momento a otro nos surja una idea, quizás la idea más brillante que se nos pudo ocurrir, pero la dejamos pasar, y queda solo como lo que inicio: una idea. Qué pasaría si esa idea se pule y trabaja, convirtiéndose en un proyecto y llegando no solo a ser palpable, sino que también a producir dinero.

En este segmento se dará a conocer algunos de los principios básicos para lograr no solo que una idea se convierta en algo real, sino a gestionar proyectos de excelencia sin fallar en el intento.

Si bien es cierto, para pasar de idea a proyecto se necesita evaluar algunos aspectos, saber si cubre alguna necesidad, o si se innova algún proceso existente, es decir especificar y definir el valor del producto, lo que va acompañado de un principio fundamental que es tomar decisiones.

Todo proyecto de excelencia comienza con una decisión, que debe tangibilizarse a corto plazo con sostenibilidad a largo plazo; principio que se encuentra en el nacimiento del mismo y durante el proceso, ya que “procesos correctos llevan a resultados correctos”. No importa si el proyecto es pequeño o grande, con la toma de decisión y perseverancia durante su ejecución, se logrará un resultado óptimo.

Una vez que se tenga la decisión tomada, inicia el proceso de ejecución del proyecto, este proceso debe ser continuo, y para que esto suceda se deben identificar los problemas o dificultades que existan, es entonces que se aplica el segundo principio detenerse para resolver problemas; es común escuchar en ciertas situaciones que “los problemas pequeños se arreglarán más adelante”, sin embargo lo que comienza como un problema pequeño puede llegar a crecer y representar una amenaza para la continuidad del proyecto, por eso es imprescindible tomar acciones desde la detección del problema, ya que se debe buscar la calidad desde el principio.

La gestión de proyectos, debe ser un proceso continuo, y todo proceso tiene consigo tareas y personas involucradas, por lo que es lógico buscar que ambos puntos estén óptimos, por un lado, las personas involucradas deben estar empoderadas y en constante aprendizaje; y las tareas estandarizadas sin llegar a la rigurosidad, dando apertura a una mejora continua, es por eso que estandarizar tareas y procesos es el tercer principio que se debe tener en cuenta durante el proceso de la gestión de proyectos de excelencia.

En el mundo entero, los avances tecnológicos cada día son más necesarios, por lo que usar tecnología confiable es el cuarto principio, ya que el buen manejo de esta herramienta de trabajo ayudará a mejorar y reducir tareas. Del mismo modo se debe contar con personas idóneas que contribuyan a lograrlo; que siempre busquen aprender y superarse.

En la gestión de proyectos de excelencia es imprescindible contar con personas que impulsen y sumen valor al proceso, personas que sepan guiar a los demás a conseguir las metas, estas personas son los lideres, por lo que otro de los principios fundamentales es el hecho de hacer crecer a tus líderes, ya que se encargaran de que las demás personas involucradas sigan la filosofía del proyecto y se identifiquen con este. Los líderes son de gran importancia por el valor que suman al proceso y el logro en el cumplimiento de metas que se programan. Proponer retos al personal involucrado, generara motivación y búsqueda de auto superación, ambos aspectos impulsan a conseguir mayores logros.

Por último, se considera que la perfección hace referencia a algo totalmente utópico y difícil de alcanzar, lo que nos lleva a uno de los principios que al igual que la toma de decisiones, tiene que estar presente en todas las tareas que se realicen, buscar la perfección. Este principio hace referencia a la búsqueda de lo “ideal” en cuanto a tareas y procesos; la mejora continua, constante creación de valor y eliminación de perdidas logra reducir la distancia entre la realidad y lo ideal. Como en todo aspecto de nuestra vida, aprendemos mejor por ensayo y error, mientras más se realiza una tarea es menos probable llegar a equivocarse.

Estos son principios básicos a considerar al momento de desarrollar un proyecto de excelencia ya que buscan brindar productos o servicios de calidad a un menor costo. Liker y Meier (2006) plantearon estos principios fundamentales que se deben considerar sin duda para el éxito al momento de gestionar un proyecto.

Autora: Malú De la Torre Vargas | Coordinadora Académica T&P Consulting